Tesoros del Norte

Si tuviera que resumir en una palabra la riqueza arqueológica, histórica y natural de la costa norte peruana sería IMPRESIONANTE. Acabo de regresar de una visita de reconocimiento por la ciudad de Chiclayo y 3 días intensos de visitas quedaron cortos.

Aterrizamos en Chiclayo y nos dirigimos a Ventarrón, ubicado a 25 minutos al este de la ciudad. Con una antigüedad de más de 5000 años este complejo arqueológico es el centro religioso más antiguo de América, considerado “Cuna de la civilización de la costa norte peruana”

Después de admirar el complejo y sus excavaciones, continuamos el recorrido hacia el este rumbo al pueblo de Sipán, aquí encontramos Huaca Rajada, lugar exacto donde en 1987 el arqueólogo peruano Walter Alva descubrió la tumba intacta del Señor de Sipán, entierro real de una civilización peruana anterior a los Incas. Cruzamos por un pintoresco y tranquilo pueblo donde todo marcha a un ritmo relajado y donde árboles frutales crecen por todos lados.
Huaca Rajada cuenta con un Museo de Sitio, el cual exhibe piezas y recreaciones de lo que fue la vida de la cultura Sipán, siendo este un excelente punto de partida para nuestra visita a Huaca Rajada. Aquí pudimos ver la tumba del Señor de Sipan y tumbas reales secundarias (con recreaciones incluidas), apreciamos y caminamos por las construcciones piramidales que datan de hace 1,800 años.

Después de recorrer Huaca Rajada no dirigimos a Lambayeque para visitar el Museo Tumbas Reales donde se exhiben la gran mayoría de piezas encontradas en Huaca Rajada. El museo fue construido semejando las pirámides truncas de la cultura pre-inca mochica y alberga más de 400 joyas del gobernador moche en 3,000 metros cuadrados de exhibición. Durante el recorrido de dos horas observamos infinidad  de piezas de oro, plata, piedras preciosas, conchas spondylus, todas estas hermosamente diseñadas.

Después de un típico almuerzo norteño (ceviche, tortilla de raya y seco de cabrito) continuamos nuestro recorrido hacia el balneario de Pimentel para relajarnos y disfrutar de un hermoso atardecer frente al mar.
Pimentel es el desfogue playero de Chiclayo donde se puede apreciar los caballitos de totora que todavía son usados como embarcaciones para las faenas diarias de pesca.

En nuestro segundo día nos dirigimos hacia el pueblo de Ferreñafe ubicado a 20 kilómetros al norte de Chiclayo donde visitamos el Museo de Sicán, dedicado a la cultura Lambayeque que floreció entre los años 700 y 1300. La exhibición permanente se centra en todos los aspectos de la sociedad Sicán proporcionando una visión global de este importante centro de desarrollo cultural del norte costeño. Descubrimos detalles de la vida doméstica de la población Sicán, los procesos de manufactura de cerámica y metales y encontramos además la recreación de dos tumbas de miembros de la nobleza, que contenían ornamentos de oro y otros bienes valiosos.

Por la tarde, visitamos las pirámides de Túcume, ubicadas a unos 13 kilómetros al norte de Ferrañafe. Este conjunto de 26 pirámides de adobe rodeado de campos de cultivo, fue construido hace aproximadamente 1,000 años. La leyenda dice que Túcume fue fundado por Naymlap (héroe mítico que vino del mar en una flota de barcos, con su corte, servidumbre y fuerza militar). Si bien han sido afectadas por las lluvias que cada 10 años trae el fenómeno del niño, nos dan claramente una muy idea de la magnitud de lo que fue el complejo.

El último día, antes de tomar el vuelo de regreso a Lima, visitamos el mercado de los brujos, ubicado dentro del mercado central de Chiclayo. El norte peruano es conocido por sus prácticas chamánicas y en este mercado de brujos encontramos diferentes insumos (hierbas, animales; etc) y productos (máscaras, remedios, objetos ceremoniales, entre otros) que los chamanes utilizan para sus ritos de brujería. Hay que tener en cuenta que el chamanismo es una práctica habitual en Perú para sanar enfermedades o problemas relacionados con el amor.

Como lo mencioné al principio, reafirmo que los tesoros de Chiclayo son impresionantes. Si bien Trujillo (a 200 kilómetros al sur de Chiclayo) es famoso por el excelente estado de conservación del legado de su historia pre-Inca con monumentos como Chan Chan, Huacas del Sol y la Luna, El Brujo, Chiclayo es un excelente complemento para conocer las riquezas y tesoros desarrollados por estas culturas del norte.

Programas relacionados: Antiguas culturas del Perú, Chiclayo & Trujillo (3 días/2noches), Trujillo & Chiclayo (4 días/3noches)

Nuestros Bloggers

Ejecutivo(a) de Cuentas
Ejecutivo(a) de Cuentas
Director Gerente
Supervisor
Ejecutivo(a) de Cuentas
Ejecutivo(a) de Cuentas
Ejecutivo(a) de Cuentas
Gerente para Iberoamerica
Supervisor
Ejecutivo(a) de Cuentas