En la cocina con Penélope

Olores y colores de la gastronomía peruana

Imagínense que esta mañana nos encuentra con una canasta en la mano parados en la entrada de un típico mercado limeño.

Los olores y colores son intensos. A nuestro lado, Penélope Alzamora, experta cocinera peruana nos regala una sonrisa y con un gesto amable nos indica que la sigamos. Así empieza esta aventura.

Primero elegimos los ingredientes, uno a uno ante nuestros ojos desfilan enormes choclos, relucientes ajíes, carnosas papas de múltiples colores.

Con la mente en el plato que prepararemos, Penélope nos enseña a escoger los mejores insumos.

Después de un par de horas, ya es tiempo de dejar el mercado, llegar a casa de Penélope y poner manos a la obra. Guiados por ella, seremos parte de una clase de cocina peruana como no hay otra.

Casi como si estuviéramos en nuestro propio hogar, cortaremos vegetales, freiremos cebolla, licuaremos ají; aderezando, mezclando y sirviendo, hasta tener lista la típica comida peruana que habíamos escogido. La recompensa será más que gratificante. Después de disfrutar de nuestra propia preparación habremos aprendido algo más del Perú, de la manera más sencilla, íntima y satisfactoria que puede haber, a través de su cocina.  
 

Penelope Alzamora: Nació en Lima. Gracias a sus padres amantes de la buena comida, una abuela experta panadera y una niñera quien la introdujo a la gastronomía peruana tradicional, Penélope se convirtió en una apasionada de la cocina. Luego de la secundaria, estudió administración hotelera en Newbury College (Boston) y Artes Culinarias de Johnson & Wells (Providence). Al terminar sus estudios, comenzó un exitoso negocio de catering en Lima, y en 1995 abrió con su padre y otros socios el conocido "Bohemia Café”. En 2002 Penélope se casó y se trasladó a la bahía de San Francisco, allí enseñó en el Tante Marie Cooking School (una de las diez mejores escuelas de cocina del país). En la actualidad Penelope, vive en Lima en donde divide su tiempo entre la familia y las clases de cocina.

Blogs

Llegamos a la ciudad de...

Después de un día de mucha actividad, llegamos por la noche al...

Karla Vasquez

Por algún motivo, no había tenido la oportunidad de ir antes a la Hacienda Huayoccari en el...