Titilaka

Entre el lago, las montañas y el cielo

Integrándose con la naturaleza pero a la vez sorprendiéndonos con su diseño, el Titilaka es un hotel distinto.

La arquitectura contemporánea bajo la cual fue concebido ofrece posibilidades únicas para sus huéspedes.

La increíble vista del lago que tendremos desde cualquiera de sus habitaciones lo demuestra. Y en el interior la historia se repite con creces.

Hermosas habitaciones boutique con todas las comodidades que necesitamos para disfrutar de una estadía inigualable.

Los ambientes del Titilaka respiran belleza y diseño en armonía perfecta con la herencia cultural andina del hermoso lago Titicaca. Un punto aparte merece el lugar donde se encuentra ubicado.
La península de Titilaka está lo suficientemente alejada para que la paz y tranquilidad que el lago nos ofrece no se vea alterada y podamos disfrutar de una estancia que será más que inolvidable.

Suites King:
Habitaciones en el primer y segundo piso. Equipadas como individuales o dobles con una cama king y escritorio. El cuarto de baño está equipado con ducha de lluvia y doble lavabo.
Las vistas de las habitaciones son al amanecer.

Suites Amanecer:
Habitaciones individuales o dobles ubicadas en el segundo y tercer piso con vista hacia al este o amanecer.Las habitaciones tienen dos camas dobles, sofá-cama, escritorio y amplio armario, baño de gran tamaño independiente, bañera y ducha de lluvia.

Suites Atardecer:
4 grandes habitaciones dobles distribuidas en el segundo y tercer piso con dos ventanas que dan al oeste, dos camas dobles, sofá-cama, escritorio y baño separado tipo spa abierto con una bañera independiente y ducha española de gran tamaño.

Suites Esquina:
2 habitaciones dobles de esquina en la planta superior son las más codiciadas con las mejores vistas del lago disponen de dos camas de dobles, sofá-cama, escritorio y baño abierto con bañera amplia y ducha de lluvia.

Blogs

Llegamos a la ciudad de...

Después de un día de mucha actividad, llegamos por la noche al...

Karla Vasquez

Por algún motivo, no había tenido la oportunidad de ir antes a la Hacienda Huayoccari en el...