Las Casitas del Valle Sagrado

Los secretos del Valle

Qué les parecería caminar por el valle del Urubamba teniendo muy cerca una maravillosa casita dónde hospedarse.

Con todas las comodidades de sentirse en casa, Sol & Luna nos ofrece una maravillosa forma de disfrutar del Valle Sagrado a nuestro propio ritmo. Las Casitas de Sol & Luna, son pequeñas cabañas que tienen todas las comodidades para vivir la experiencia del Valle como si fuéramos un habitante de él.

Dentro de cada una de ellas encontramos el calor de una chimenea y la alegría del arte peruano; en sus jardines, llenos de flores y vegetación podemos observar más de 35 especies diferentes de aves, que despreocupadamente se posan sobre las flores y comparten con nosotros la paz y armonía de su entorno. Aquí también podremos disfrutar de servicios de primera.

El Spa, tiene como finalidad armonizar las energías que recogemos cada día en el Valle y en sus restaurantes, una carta que rescata los mejores productos del valle y de sus particulares huertas orgánicas hará que está experiencia sea realmente satisfactoria.

Casitas Premium: 
Amplias y llenas de luz, donde el lujo es exquisitez más que ostentación, en cada detalle se respira un aroma al Valle, a sus pueblos, a sus gentes a su naturaleza.
 Murales de greda plasmados por el artista Federico Bauer inspirado en el entorno recrean una atmósfera de magia y contemplación. 
Con amplio hall de ingreso, sala y dormitorios independientes  llenos de  arte popular  y  una terraza exterior  con baño de hidromasajes completa la poesía de las casitas Premium.


Casitas Deluxe:
Gestadas durante una importante e impecable trayectoria Sol & Luna ha ido evolucionando en su calidad, desarrollando mística, brindando un servicio con calidez y empatía hacia nuestros huéspedes para ofrecerles el espíritu del Perú en sus casitas de lujo.  Pintorescas construcciones de arquitectura vanguardista y toques primitivos, amplios espacios cargados con el colorido arte popular del Perú para disfrutarlos en exclusividad por dentro, mientras afuera esperan las vistas inagotables de los andes.


Blogs

Llegamos a la ciudad de...

Después de un día de mucha actividad, llegamos por la noche al...

Karla Vasquez

Por algún motivo, no había tenido la oportunidad de ir antes a la Hacienda Huayoccari en el...